Volver

30/10/2012  

EXPOSICIÓN SOBRE ANTONIO CASARES ANTIGUO PRESIDENTE DE LA RSEAPS


EL Correo Gallego 30.10.2012

EN EL COLEGIO DE FONSECA, INAUGURACIÓN DE LA EXPOSICIÓN: ANTONIO CASARES. INVESTIGADOR Y RECTOR DE LA MODERNIDAD.

Artículo de Manuel R. Bermejo Universidad de Santiago de Compostela

Se está celebrando el bicentenario del nacimiento de D. Antonio Casares Rodríguez, uno de los científicos más singulares de Galicia; no obstante su personalidad y sus contribuciones científicas no son conocidas por la mayoría de las gentes de nuestro país.

En la jornada de artículos que hoy se inician intentaremos mostrar, desde múltiples perspectivas, y de la mano de muy variados especialistas la poliédrica figura del que fue gran rector de la Universidad de Santiago de Compostela.

En este artículo, a modo de presentación, pretendemos mostrar de un modo breve quién es Casares y por qué lo consideramos Científico Gallego de Honor.

Antonio Casares nació en Monforte de Lemos el 28 de abril del año 1812. Era hijo del boticario del colegio del Cardenal, de esa villa, que pertenecía a los jesuitas. Su inicial educación fue en ese centro y toda la vida continuaría de la mano de los jesuitas en lo concerniente a su educación. Estudió en Valladolid el grado de bachiller, haciéndose en Madrid licenciado y doctor en Farmacia.

En el año 1836 ganó por oposición la cátedra de Química aplicada a las artes y a la agricultura de la Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago (SEAPS) y, posteriormente, en el año 1840 fue contratado como profesor de Historia Natural por la Universidad de Santiago. En ella ganará, por oposición, la plaza de catedrático de Química General en el año 1845 y, hasta su muerte en abril de 1888, recorrerá todos los escalones de la carrera universitaria: Catedrático de Química en las facultades de Filosofía, Medicina y Farmacia; Decano de las facultades de Filosofía y Farmacia y, finalmente, Rector de la Universidad desde 1872 hasta el momento de su muerte en el año 1888.

Fue un muy completo Educador realizando las tareas que le correspondían: Enseñar, Investigar y Divulgar.

Como Enseñante fue muy apreciado por sus alumnos por la cantidad de conocimientos que tenía y por la forma de transmitirlos, de modo particular por el uso de la experimentación en el aula como modo de comunicación y transmisión. Para enseñar mejor a sus alumnos comenzó por la traducción de los más importantes libros de química extranjeros del momento y, en una segunda etapa, escribió dos importantes libros de texto: el "Manual de Química General" y el "Tratado práctico de análisis químico de las aguas minerales y potables". Ambos libros fueron de lo más editado y vendido a lo largo de la segunda mitad del siglo XIX en España.

Fue un grano Divulgador de la Ciencia y de la Química aplicada. Desde su incorporación a la SEAPS, abrazó los postulados de la Sociedad y, tanto en su tarea de socio como de editor de las revistas, se dedicó a divulgar sus muchos conocimientos químicos para facilitar las labores de los agricultores (estudios de especias, aguas, vinos,...); de los orfebres (dorado, bronceado, plateado de los metales,...); de los artesanos (curtidos de las pieles, tintura de las lanas, tejidos,...) y muchos otros trabajos.

La Investigación fue el campo donde más destacó la labor de Casares. No sólo investigaba para saber más y enseñar mejor, sino que lo hacía para resolver muchos de los problemas que la sociedad tenía en ese momento. Sus investigaciones abarcaron los campos de la: nutrición, toxicología, mineralogía, aguas minero-medicinales, vinos,... etc.

De un modo especial está en la historia de la Ciencia española por sus contribuciones en los campos de la Anestesiología (fue el introdutor del éter y del cloroformo en las operaciones quirúrgicas) y de la Espectroscopía aplicada al análisis químico. También fue el primero que generó luz eléctrica en España, utilizando un arco voltaico con un regulador y una batería Bunsen de 50 elementos.

Por todo esto la Academia Gallega de las Ciencias proclamó, este año, a Casares cómo "Científico Gallego de Honra".

© Real Sociedad Económica de Amigos del País
de la ciudad de Santiago - 2008

Inicio  -  La Institución  -  Contacto  -  Legal  -  Política de cookies