Volver

05/12/2008  

CONTINUA EL CICLO DE PIANO ÁNGEL BRAGE, SOCIO DE MÉRITO DE LA RSEAP.


CICLO DE PIANO ÁNGEL BRAGE

 

(Fotografía de Arcadi Volodos al piano)

EL CORREO GALLEGO 5.12.2008

La escuela rusa en Arcadi Volodos.

Prosigue el ciclo pianístico en esta propuesta de varios patrocinadores y en el Auditorio de Galicia -21 h.-, contando para la ocasión con el ruso Arcadi Volodos, un talento crecido a la vera de Dimitri Bashkirov en la Escuela Superior Reina Sofía y que está llamado a continuar la saga de la escuela rusa que ha tenido como maestros a los Horowitz, Richter, Gilels o Pletnev.

En un principio se dejó llevar por la tentación de las transcripciones y de ello quedaría constancia en su primer registro discográfico, al que seguiría una grabación al vivo y al natural en un recital celebrado en el Carnegie Hall neoyorquino. Interés le ofrecieron siempre los llamados pianistas-compositores y nada para el caso como A. Scriabin, hoy en programa, o el mitificado Rachmaninov. Preferentemente centrado en las tendencias del romanticismo, es efectivamente un devoto de esa línea ruso-eslava que se apoya indistintamente en una claridad melódica y musical sobre una densidad expresiva.

El citado Scriabin comparte cartel con las Waldszenen Op.82 (Escenas del bosque) schumannianas, los Valses nobles y sentimentales ravelianos, y del ciclo Los años de peregrinaje de Liszt, Après une lecture de Dante. Fantasía quasi sonata, correspondiente al Segundo Año: Italia.

Scriabin era en esencia profeta de una nueva música en lo que se refiere a la interpretación, ya que sólo tocaba su propio repertorio. El pianismo raveliano goza de mundo propio rechazando lo que podría ser la aérea volatilidad de Scriabin. La obra anunciada indicaría la intención de componer una serie de valses siguiendo el ejemplo schubertiano pero en los que se maneja con una clara voluntad en su íntimo secreto: el placer delicioso y siempre nuevo de una ocupación inútil. Serán una cadena de siete piezas todas en actitud diferente dentro de la deseada unidad de estilo y de espíritu.

Schumann en las Escenas del bosque continuará dentro del ánimo sensible que ya había desplegado en las Escenas de niños, con pasajes tan definitorios como El pájaro profeta, llena de preciosos matices expresivos que culminarán en la ensoñadora nostalgia lograda en la Abschied.

Liszt en Après une lecture de Dante, tendría un primer esbozo en 1837, antes de su publicación final en 1859. Tres temas principales que podría asociarse a situaciones o personajes de la Divina Comedia. A pesar de lo novedoso en las soluciones formales y en la explosiva genialidad de toda la composición, el autor busca un lazo con la tradición, corroborando una necesidad cultural que nacerá como emergencia natural a comienzos de su período de Weimar.

Si en el concierto precedente Mustonen tomó interés por Scriabin por sus Estudios Op.8, Arcadi Volodos mantiene esa apuesta ampliando a páginas variadas, antes de entregarse a su Sonata nº7 Op.64, a la que daría el personal título de Misa blanca.

© Real Sociedad Económica de Amigos del País
de la ciudad de Santiago - 2008

Inicio  -  La Institución  -  Contacto  -  Legal  -  Política de cookies