Volver

08/01/2009  

LIBRO SOBRE DOMINGO FONTÁN


La Voz de Galicia 8 enero 2009

Entrevista | BALDOMERO CORES. Periodista, sociólogo y escritor.

 (Fotografía Baldomero Cores Trasmonte, La Voz de Galicia)

 

 «El tren gallego que quería Fontán aún no lo hay»

Recupera en uno nuevo libro el trabajo parlamentario del que fue uno de los principales científicos gallegos y de la USC.

La Diputación de Pontevedra editó en el final del año pasado Domingo Fontán no Parlamento, que recoge intervenciones en el Congreso de los Diputados, de 1836 a 1842, del que fue uno de los mayores científicos gallegos, reivindicado por la USC  y también recientemente con una exposición sobre su conocido mapa gallego. Baldomero Cores investigó en el Congreso, en las bibliotecas General y Concepción Arenal de la USC, en el Archivo Diocesano de Santiago y en el de la Diputación de Pontevedra, y en la Fundación Fernando Blanco de Lema de Cee.

-¿Cómo era el Fontán político?

-A pesar de ejercer de diputado, fue más un intelectual y un científico que un político. Recorrió el territorio gallego, palmo a palmo, y tenía un conocimiento fabuloso que utilizó en sus intervenciones, muy próximas de la realidad y no de elucubraciones. Como político también fue secretario de la Diputación de Galicia y diputado de la Diputación de la Coruña. Fue una figura muy distinta y conocida en su tiempo.

-¿Resultó difícil recuperar los textos políticos?

-Sí, porque trabajé con colecciones muchas veces incompletas, consultando hoja a hoja. Ahora esos fondos están digitalizados y resulta más fácil la labor para los investigadores.
-¿Qué intervenciones destacaría de Fontán en el Parlamento?

-Hay que destacar su gran esfuerzo a favor de la elaboración de la Constitución de 1837. De esa labor ya me ocupé en un trabajo anterior, titulado «Fontán, padre de la patria». Muchos asuntos que centraron su actividad política hoy están superados, como la cuestión de los foros. No obstante, otros aún no se consiguieron, como por ejemplo el tren gallego que quería Fontán, que aún no lo hay.
-¿Tuvo muchos enemigos?

-Sí, y fue denunciado por pertenecer al Partido Liberal, lo que le ocasionó muchos problemas.
-¿Cómo era en la intervención parlamentaria?

-Muy vehemente, temblando en la forma como se lanzaba contra el contrincante. Fue por eso muchas veces advertido por el presidente de la Cámara. Una de las ocasiones en que más se enojo fue cuando se le quiso negar una licencia por las Cortes a Ramón de la Sagra. No era lo que hoy se entiende por un orador elegante, a pesar de su gran preparación clásica. Era más su preocupación por el concepto que por la palabra.

-Es una de las figuras enterradas  en el Panteón de Galegos Ilustres...

-Y con certeza que lo merece por el esfuerzo que dedicó a recorrer el territorio gallego y por esa gran obra que es el mapa que elaboró de nuestra comunidad, muy preciso y de gran valor estético. La cartografía actual, con satélites, confirmó aquel inmenso trabajo científico.

© Real Sociedad Económica de Amigos del País
de la ciudad de Santiago - 2008

Inicio  -  La Institución  -  Contacto  -  Legal  -  Política de cookies