Volver

17/10/2009  

ALBOR DICE QUE PROCURARÁ SER UN HIJO DIGNO DE SANTIAGO AL RECIBIR SU MEDALLA. (LA VOZ DE GALICIA 17.10.2009)


La Voz de Galicia 17.10.2009

Albor dice que procurará ser un hijo digno de Santiago al recibir su  medalla.

La distinción reconoce «su contribución ao diálogo e o seu apoio a prol da declaración de Santiago como capital»

 

Fotografía La Voz de Galicia, Gerardo Fernández Albor junto al alcalde de Santiago.

La capilla real del Hostal dos Reis Católicos acogió ayer el emotivo acto de entrega de la Medalla de Oro del Ayuntamiento al mérito ciudadano y la insignia de hijo predilecto a Gerardo Fernández Albor, ex presidente de la Xunta, «en recoñecemento ao seu extraordinario traballo como profesional da medicina, á súa contribución ao diálogo e encontro entre os diferentes sectores sociais e políticos de Galicia e de Santiago en particular, así como pola súa intervención para a designación de Compostela como sede das institucións autonómicas».

El encargado de abrir el acto fue Marcelino Agís Villaverde, profesor de Filosofía de la USC, quien comenzó su intervención haciendo referencia a la coincidencia en 1917 de dos acontecimientos, «a revolución rusa e o nacemento de Gerardo Fernández Albor», artífice de una «revolución silenciosa y duradera». Tras un repaso a los primeros años de su vida en Compostela, sus estudios en el colegio Las Huérfanas, en la academia Xelmírez y en la Universidad de Santiago, Marcelino Agís destacó el claro compromiso de Albor por la cultura gallega y por su ciudad.

Gerardo Fernández Albor, sensiblemente emocionado mientras escuchaba al introductor del acto, reconoció no solo esa emoción, sino sentirse también «abrumado». Aunque dijo haber estado tentado de «usar el humor para superar este momento», Albor se declaró orgulloso de haber tenido el honor de ser compostelano, ya que «me ha permitido, desde este eje del mundo, sentirme gallego, español y europeo».

El ex presidente de la Xunta de Galicia mostró sus «expresivas y sinceras gracias de este humilde compostelano». Agradeció las palabras de la portavoz del Concello, Marta Álvarez-Santullano, «sobre mí como compostelano» y de «a miña admirada Socorro García, concelleira do BNG, por recoñecer a miña defensa do galego». No pudo contener la emoción al recordar a Diego Bernal, «que pidió hace años este reconocimiento para mí, y quiero agradecérselo como si estuviera a nuestro lado».

Se mostró satisfecho de que ese homenaje partiera de un Ayuntamiento gobernado por una mayoría con ideas políticas diferentes a las suyas. «Es un ejemplo de la necesaria convivencia política, al margen de ideas políticas», dijo. Haciendo gala de su compostelanismo, Albor manifestó su alegría «de que sea mi Compostela la que ofrezca este ejemplo, signo de democracia y una forma diferente de entender la democracia».

Al dedicarle el reconocimiento a su familia y a su mujer se le quebró la voz y los asistentes lo arroparon con un fuerte aplauso. Fernández Albor terminó su intervención dando las «gracias por este honor» y proclamando que procurará «ser un hijo digno de Compostela».

© Real Sociedad Económica de Amigos del País
de la ciudad de Santiago - 2008

Inicio  -  La Institución  -  Contacto  -  Legal  -  Política de cookies