Foro de debate


LAS NECESIDADES FINANCIERAS DE LAS REALES SOCIEDADES ECONOMICAS DE AMIGOS DEL PAIS.


« Volver    15/04/2010 a las 10:24

LAS NECESIDADES FINANCIERAS DE LAS REALES SOCIEDADES ECONOMICAS DE AMIGOS DEL PAIS.

 

         D. Francisco Loimil Garrido

         Vicepresidente de la RSEAP de Santiago de Compostela

         D. Fernando Barros Fornos

         Secretario de la RSEAP de Santiago de Compostela

         D. Javier Brage Vilela

         Gerente de la RSEAP de Santiago de Compostela

 

 

1.- Estado de Situación del debate sobre la financiación.

 

Un asunto de gran importancia para las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País, sobre todo por lo relacionado que está con su supervivencia es el de la financiación.

A lo largo de  su dilatada historia, muchas de las RSEAP de toda España, han sufrida etapas de altibajos, con importantes declives en su actividad, que incluso provocaron la desaparición momentánea de ellas, y uno de los motivos fundamentales de ello, era la escasez de recursos con que han contado a la largo de su andadura desde el siglo XVIII estas Sociedades, pudiendo afirmar que en la mayoría de los casos se vivía al día.

Tan fundamental es este problema de la financiación y la búsqueda de recursos, que a menos recursos con que cuenten las Sociedades, las actividades que intentan llevar a cabo en buena lógica disminuyen en la misma proporción que esos recursos. Y hoy en día, las RSEAP precisan de una actividad continua y extensa, a la vez que propia de lo que establecen sus Estatutos, para que tenga sentido su existencia y puedan lograr el reconocimiento social adaptado al tiempo en el que estan viviendo.

En la I Asamblea de RSEAP, celebrada en las Islas Canarias en diciembre de 1988, coincidiendo con el segundo centenario del fallecimiento del monarca Carlos III, fundador de las Sociedades Económicas, se abordó el tema de la financiación, siendo uno de los lemas de aquella Asamblea “Pasado, Presente y Futuro de las Reales Sociedades” y agrupadas en torno a ese lema estaban las siguientes ponencias :

 

1) Algunas consideraciones a propósito de su existencia y quehacer. Cara al futuro, ”herrar o quitar el banco”.

 

2)    Sobre una posible financiación de las actividades de las Reales Sociedades de Amigos del País y otras instituciones culturales.

Ambas ponencias presentadas por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Las Palmas de Gran Canaria.

 

3) El futuro de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País. Presentada por la Societat Económica Barcelonesa d’Amics del País.

 

4)     Con el mismo título que la anterior la ponencia presentada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad de Santiago y expuesta por D. Juan José Moralejo Alvarez, miembro de nuestra directiva y de la que más adelante se hará  una breve exposición.

 

5)    Breve historia, evolución y proyección de la Real Sociedad Económica Tudelana de Amigos del País, y, en general, de todas las Reales Sociedades.

Presentada por la Real Sociedad Económica Tudelana.

 

6)    Permanente actualidad de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País. Presentada por la Real Sociedad Aragonesa de Amigos del País.

 

7)    Estrategia de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia. Presentada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia.

 

8)    Pasado, Presente y Futuro de las Sociedades Económicas. Presentada por la Real Sociedad Económica Matritense de Amigos del País.

 

9)     Estímulos de ayer, exigencias de  hoy. La Real Sociedad Bascongada ante el desafío actual. Presentada por la Real Sociedad Económica Bascongada de Amigos del País.

 

10)Proyecto de Confederación para el futuro de las Reales Sociedades

Económica. Presentada por la Real Sociedad Económica de Amigos del  País de Tenerife.

 

                                 

En la ponencia presentada en esta Asamblea por la Económica de Santiago, con el título “El futuro de las Reales Sociedades Económicas de Amigos del País, se recuerda el nacimiento en el siglo XVIII de estas Sociedades, como una manifestación de que la sociedad española toma conciencia de sí misma y de su iniciativa, capacidad y responsabilidad en resolver sus problemas y explotar sus recursos humanos y económicos, iniciativas que van a estar representadas por los promotores de estas Sociedades.

Trasladando esto a nuestro tiempo, vemos que, todavía hoy en día, hace falta que la sociedad civil continúe desperezándose de la tutoría y excesiva protección del Estado; es en este punto donde las Reales Sociedades Económicas han de tener su papel y desarrollar sus actividades e ideas, pero teniendo sumo cuidado y evitar el enfrentamiento o posibles conflictos de intereses con partidos y asociaciones políticas, sindicatos y colegios profesionales, organizaciones no gubernamentales, ...

Se considera en esta  ponencia la importancia de informar y publicitar la existencia y la importante labor de estas Sociedades, para con ello intentar obtener los beneficios y apoyos legales y económicos necesarios.

Se describen las actividades que esta Sociedades han realizado, como el patrocinio de Conservatorios de Música y otras actividades musicales; también de Escuelas y cursos profesionales, enseñanzas como Mecanografía, Taquigrafía, Informática, Idiomas, Administración, Contabilidad, Oficios Artísticos.[1]

Otra posibilidad de actuación de estas Sociedades, sería la conocida como Extensión Cultural : promoción de conciertos, conferencias, coloquios, exposiciones, representaciones teatrales, etc...

Termina este trabajo con la recomendación del estudio y puesta en práctica de todas la iniciativas conducentes a que las Reales Sociedades se hagan valer ante sus autoridades autonómicas respectivas, teniendo en cuenta que precisamente nacieron para atender necesidades de tiempos y lugares concretos.

 

El segundo encuentro de Reales Sociedades tras el mencionado de Canarias, se celebró en Santiago de Compostela y fue organizado por la Económica de Santiago los días 26, 27 y 28 de septiembre de 1993.

Presentadas en este encuentro, destacaríamos algunas ponencias que de forma directa o indirecta tratan el tema de la financiación; siendo un tema también muy desarrollado en las diversas ponencias presentadas el relacionado con el Apóstol Santiago y el Camino de Santiago.

En el primer grupo de ponencias estarían :

 

1)     Sobre el futuro de las Sociedades Económicas de Amigos del País, presentada por la Societat Económica Barcelonesa d’Amics del País.

2)     La estrategia de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Valencia y su desarrollo en los últimos años, presentada por la Económica de Valencia.

3)     Reales Sociedades Económicas, presentada por la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife.

4)     La recuperación de la Real Sociedad Económica de Amigos del País, presentada por la Económica de Jaén, relato histórico de las actividades de la Económica, con un denominador común en todos los periodos relatados, cual es la precariedad económica y la escasez de recursos con que tenía que actuar la Sociedad.

5)     La Sociedad Económica de Amigos del País en tiempos de Fernando VII.

6)     Vínculos de la Matritense con la Corona de España.

Ambas presentadas por la Económica Matritense.

 

 

A pesar del tiempo transcurrido, desde estos dos primeros encuentros de las Sociedades Económicas, observamos que en este XIV Encuentro de Sociedades Económicas, organizado por la Real Sociedad Económica Extremeña de Amigos del País de Badajoz, en las mesas de trabajo propuestas se vuelve a incluir el tema de: “Financiación de las RSEAP”, junto con otros también importantes y muy ligados a la realidad que vivimos en este siglo como son : “Nuevos retos de las RSEAP en la Sociedad del Conocimiento” y “Papel y uso de Internet en las RSEAP”.

 

2.- La Financiación de las RSEAP desde la perspetiva de la Sociedad Económica de Santiago de Compostela.

 

En el proceso de reorganización de nuestra Sociedad y la planificación de nuestro futuro, tras la desaparición de las últimas  actividades docentes que desarrollábamos a través del Conservatorio de Música y de la Escuela de Administración y que representaban nuestro principal aporte de fondos económicos, estamos analizando que actividades podemos iniciar y desarrollar, teniendo en cuenta, además de respetar el marco al que nos limita el artículo 2 de nuestros Estatutos[2], dos factores fundamentales como son:

 

1.- Elección de nuestro ámbito de actuación. En los primeros años de vida de la Sociedad, fundada en 1784, su ámbito de actuación era toda Galicia. Incluso los fundadores al realizar la petición para el establecimiento de una Sociedad Patriótica, lo hicieron con la intención de llamarse “Sociedad Económica del Reino de Galicia”, denominación que no fue aceptada por el Consejo de Castilla, considerando la posibilidad del establecimiento de otras Sociedades Económicas en nuestra Comunidad, como posteriormente acabó ocurriendo.

Su ámbito de actuación, con el transcurso de los años y con la convivencia que no competencia con  otras Sociedades Económicas gallegas, llegó a ser no únicamente nacional, sino que también internacional en algunas ocasiones,  con la colaboración de otras Sociedades Económicas del resto de España.

En momentos más recientes y con las actividades de la Económica santiaguesa, en gran parte monopolizadas por sus Escuelas, su actuación o influencia quedo casi restringida al ámbito local. Situación que en la nueva etapa que iniciamos en la primera década del siglo XXI, intentaremos cambiar y aprovechando que la Económica de Santiago, actualmente es la única que continúa existiendo en la Comunidad,  ver la posibilidad de ampliar de nuevo, su área de influencia o ámbito de actuación a toda Galicia.

 

2.- El otro factor, que inevitablemente hemos de tener en cuenta, a la hora de planificar nuestras actividades a partir de ahora, es con toda seguridad más complejo, pues el buscar y encontrar nuestro campo de actividad o en términos más empresariales nuestra “cuota  o nicho de mercado”, sin entrar en confrontación o sin invadir terrenos ya ocupados por otras organizaciones, es más delicado. Este segundo factor lo podemos llamar la especialización o más exactamente la diferenciación.

 

 

Aprovechando la existencia de otras Sociedades Económicas en España y con esta común preocupación de la financiación, hemos enviado una carta a todas las Sociedades que continúan con una pujante actividad; carta en la que solicitábamos información sobre las fuentes de financiación de las que se nutren y que porcentaje representa cada una de ellas en su presupuesto total. De las respuestas recibidas observamos una similitud dentro de las fuentes de financiación.

Una primera conclusión de esta encuesta, es que las diversas fuentes de financiación ya son tenidas en cuenta por las Sociedades Económicas, es decir, no vamos a exponer, ni hemos encontrado nada novedoso, ninguna varita mágica que nos solucione los problemas. El camino adecuado,  que, a nuestro entender, la mayoría de las Sociedades ya están recorriendo, es un trabajo continuo para que estas fuentes de financiación se renueven permanentemente.

 

Las fuentes de financiación posibles las analizamos a continuación, distinguiendo tres grupos principales :

 

1)    Subvenciones públicas.

2)    Aportaciones de particulares.

3)    Aportaciones de empresas y otras entidades privadas.

 

La aportación del sector público, aunque muy importante, tiene el  inconveniente de que puede establecer un elevado grado de dependencia de estas subvenciones; por lo tanto debemos tener en cuenta las subvenciones públicas, sin descuidar la captación de fondos privados para garantizar la viabilidad de nuestras Sociedades. Las Sociedades Económicas reciben aportaciones, en mayor o menor medida de la administración local, provincial, autonómica y estatal.

 

En el segundo grupo de aportaciones de particulares, haremos otra subdivisión:

 

2.1) Cuotas de socios, ingreso que podríamos considerar fijo. Si no contásemos con una base social mínima, nuestras Sociedades no tendrían sentido, los socios garantizan nuestra estabilidad y continuidad. En la mayoría de los casos, las cuotas que establecemos para los socios son simbólicas y de carácter anual.

Quizás, más importante que esta aportación de dinero, lo que refuerza el sentimiento de pertenencia a la Sociedad, son las colaboraciones que prestan los socios y que de manera totalmente altruista participan en las diversas actividades organizadas por las Sociedades Económicas.

En este apartado de socios, también podríamos incluir a los socios protectores o socios institucionales, que con la misma característica formal de socios, y mismos derechos y obligaciones que el resto de socios, aportan por vía cuota, normalmente una cantidad mayor que los socios individuales. Socios institucionales (empresas, fundaciones, organismos de la administración, ...), que como veremos también aportan recursos a través de otras vías.

 

2.2) Donaciones, al contrario que las cuotas de los socios, que consideramos ingreso fijo y del que conocemos el momento en que disponemos de él; las donaciones no constituyen ingresos regulares, al ser aportaciones esporádicas de particulares. Y que tienen la ventaja para quien las realiza,  que son fiscalmente deducibles.

 

2.3) Autofinanciación, actividades propias de la Sociedad dedicadas al público, en este apartado tenemos la prestación de servicios por parte de la Sociedad o alguna institución gestionada por la Sociedad, servicios por los que cobra a sus usuarios una tasa por su consumo o uso.

En este apartado, tenemos infinidad de ejemplos,  en nuestra Sociedad Económica de Santiago, tenemos el ejemplo del Conservatorio de Música y la Escuela de Administración, actividades docentes por las que cobrábamos una matrícula y que incluían otro tipo de ingresos, como el alquiler de cabinas y aulas para la práctica instrumental; expedición  de diplomas, certificados y títulos y organización de cursos y conciertos.

Por parte de otras Sociedades Económicas, desarrollando actividades similares de cursos de Mecanografía, Escuelas de Pintura, Ciclos de conferencias, cursos homologados,etc.

 

2.4) Otros, en este apartado incluimos las acciones puntuales que pueden servir para financiar alguna actividad o proyecto concretos, como por ejemplo fiestas y cenas solidarias, conciertos benéficos, subastas y rifas, venta de postales, camisetas y exposiciones de arte con obras donadas por los propios socios o por artistas que quieran colaborar.

También incluiremos, los ingresos obtenidos por el arrendamiento de locales propios de las Sociedades Económicas o la cesión a terceros de alguna  propiedad de nuestras Sociedades Económicas.

 

Por último, las aportaciones de empresas  y otras entidades privadas. La acción social es uno de los componentes de la responsabilidad social de la empresa, supone la dedicación de sus recursos humanos, técnicos o financieros a proyectos de desarrollo de la sociedad en diversas áreas como la asistencia social, salud, educación, formación profesional y empleo, como vemos objetivos, que coinciden con los  que eran y son una parte fundamental de la labor histórica de las Sociedades Económicas.

La  colaboración de empresas con las Sociedades Económicas, además de la ya vista en el apartado de socios institucionales o protectores, se puede materializar a través de la aportación de dinero, bienes o servicios, tiempo y colaboración de sus empleados.

En este apartado hablamos de  empresas y otras entidades privadas, dentro de las otras entidades privadas nos estamos refiriendo a entidades privadas con fines sociales, que en muchos casos son parte de las propias empresas u organismos que crean estas para este tipo de ayudas al sector no lucrativo. Se incluyen las Obras Sociales de las Cajas de Ahorro, que por su propia naturaleza reinvierten parte de sus beneficios en la sociedad, las fundaciones creadas por grandes empresas (bancos, compañías de telecomunicaciones, alimentación, etc...)  y otras fundaciones privadas de menor tamaño que también apoyan iniciativas sociales.

Por la vinculación histórica que algunas Cajas de Ahorro, han tenido con las Sociedades Económicas, su colaboración hoy en día es muy importante y lo podemos comprobar por las respuestas a nuestra carta-encuesta, en las que muchas Sociedades mantienen una estrecha colaboración con las Obras Sociales de las mismas, por medio de convenios para la realización de actividades sociales y culturales, convenios de colaboración renovables que representan una parte importante del presupuesto total de las Sociedades.

 

3.- A modo de conclusión.

 

En todo caso, el futuro y la supervivencia de nuestras Sociedades Económicas, está en relación directa con la incardinación social que consigamos alcanzar, y la respuesta que la propia sociedad en la que se insertan estas Instituciones, sea capaz de dar. No nos cabe ninguna duda que nuestra sociedad actual, no puede permitirse que desaparezca o que se pierda una parte tan importante de su legado histórico, como el que representan “las Económicas”, y que de una forma tan altruista y desinteresada éstas le han dado.

A través de la recuperación de la memoria histórica (tan de actualidad en estos días), con la consiguiente puesta en valor de nuestro patrimonio archivístico, bibliográfico, pictórico, pero por encima de todo humano, podemos buscar en la esponsorización o patrocinio de empresas e instituciones los recursos necesarios, que nos permitan incardinarnos en nuestro entorno social y cumplir de esta forma con nuestro objeto social adaptado a los requerimientos de los nuevos tiempos.

 

 

4.- Bibliografía.

 

  • ”Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago. Primera Epoca 1784-1813-1821”.  Antonio Fraguas Fraguas.

 

  • “La Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago en el siglo XIX. Un estudio de la  organización interna y de su actuación a favor de Galicia”. Carmen Fernández Casanova.

 

  • Memoria anual RSEAP de Santiago cursos 1982-1983, 1983-1984,   1984-1985, 1985-1986, 1986-1987, 1987-1988 y 1988-1989.

 

  • “Congreso de Reales Sociedades Económicas de Amigos del País. Santiago de Compostela 26, 27 y 28 de septiembre 1993”. Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago.

 

  • Archivo de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Santiago : Mazos de papeles varios y Libros de Actas.

 

[1]  Actividad docente que  ha sido la labor principal de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de la ciudad de Santiago, durante prácticamente todo el siglo XX  y los primeros años del XXI y que en relación a la financiación, también representaba casi toda la entrada de ingresos económicos en la Sociedad, aunque hemos dejado momentáneamente estas actividades docentes, la última en funcionamiento ha sido la del Conservatorio de Música hasta junio de 2005.

[2] Artículo 2º de los Estatutos de la RSEAP de la ciudad de Santiago. “Los objetivos de la Real Sociedad Económica de Amigos del País son el fomento de los valores morales y culturales, y los intereses del pueblo gallego. Su lema es  “Socorrer Enseñando”, y su misión  se inspirará en el logro del bienestar y el amor a la cultura que estuvieron presentes en la Real Sociedad Económica de Amigos del País desde su fundación. Para lograr estos objetivos la Real Sociedad Económica de Amigos del País se valdrá de medios como la organización  y puesta en práctica de actividades docentes, culturales, sociales y económicas orientadas a fomentar el progreso del pueblo gallego.”



Comentarios


Comenta en este tema:

Nombre »

E-mail »

Comentario:


*La publicación de la respuesta requiere la aprobación por parte de la Sociedad Económica de Santiago.

Este foro permite la libre expresión de los socios y otras personas que quieran exponer en La Real Económica su opinión.

Las opiniones manifestadas deben ser breves y concretas.

Las opiniones tienen que ser expresadas con rigor, con respeto a otras opiniones y usando un lenguaje correcto con los usos habituales de la cortesia y la buena educación.

Los participantes tienen que identificarse con su nombre y apellidos.

La Real Económica se reserva el derecho de eliminar participaciones que considere que no se atienen a las normas descritas.